CARLOS BERLOCQ: “Mis papás me enviaron a clases de tenis y nunca más dejé mi raqueta”

Después de un exitoso paso por el equipo de Copa Davis, Carlos Berlocq se tomó el tiempo para hacer un balance de su carrera. Además de estar feliz por su participación con el equipo argentino, “Charly” es un agradecido a la vida y hoy se confiesa con bettinafulcotenis.com

– ¿Cómo fueron tus inicios en el tenis?
Juego al tenis desde muy chico. Mis papás me enviaron a clases de tenis y nunca más dejé mi raqueta. Eso fue hace 25 años atrás. Empecé a jugar al Tenis en Chascomús y luego nos mudamos a Mar del Plata, donde continué entrenando hasta que a los 18 años me fui a vivir a Buenos Aires y me instalé.
Desde ese momento fui creciendo día a día en lo tenístico y personal, tuve que atravesar circunstancias difíciles en la carrera, situaciones adversas para seguir compitiendo.

– De tus comienzos en el circuito profesional, ¿cuáles son los más lindos recuerdos que tenés?
Tuve una linda etapa cuando jugué Challengers. Me instalé junto a mi esposa al Norte de Italia, en Pordenone. Esa era nuestra base.
En esa etapa descubrí que Italia es uno de los países que más me agrada. Hice amigos, un gran amigo especialmente, y cada vez que voy me esperan como en mi segundo hogar.
Me gustó mucho todo: como se vive, la gente, los lugares, la comida. Tengo mis lugares favoritos ahí e incluso como vivíamos muy cerca de Venecia, hasta pasar por aquel lugar se convirtió en cábala. En muchas giras, después de pasar por Venecia me fue bien y luego era visita obligada.

– En 2009 tuviste que afrontar un “parate” importante en tu carrera, ¿cómo lo viviste?
Antes en los torneos no me tomaba tiempo para conocer las ciudades. Siempre terminaba de competir y salía lo antes posible al próximo. Después cambie bastante. Luego de lo que sería el antes y el después de mi carrera: la operación de la muñeca. El 4 de Febrero de 2009 , me operaron en el cubital, lo que me dejó fuera del circuito por casi un año. Después de un largo tiempo, en el que tenía dudas si iba a volver a jugar o no, comencé mi recuperación. No tenía fuerza en la muñeca y tenía que jugar con la mano izquierda!! Luego con pelotas de goma… Hasta que después de muchos meses, llegó el momento de probarme. Elegí para volver mi segunda casa: Italia. Debía superar las qualys para volver a llegar al circuito y así sucedió.
Me fue muy bien, y pude meterme dentro de los 100 otra vez …

– ¿Cómo combinas tu faceta deportiva con la de padre?
11737_334976279955583_1312194371_nCuando nació mi hija Stefania también fue un cambio. De ahí en más, visito no sólo lugares de interés , sino los parques y lugares para niños. Todo se vive diferente después de esas situaciones de vida.
Por ejemplo, me gusta jugar mucho a la Play (eso se da más cuando mi esposa e hija no están). Cuando tenés un hijo y estando de gira, poco tiempo queda y además trato de hacer cosas con ellas: salir a una plaza, ir a tomar un helado, ir a algún pelotero.
Pero cuando ellas no vienen, siempre alguien lleva la Play y nos juntamos en algún cuarto. Somos unos cuantos. Guido Pella es el que la lleva siempre.

– ¿Qué otro pasatiempo tenés?
Me gusta mirar películas y leer. Los libros de historia me gustan, siempre y cuando sean a modo de novela, llevaderos y no con tantos detalles de fechas…
Ahora estoy leyendo el libro de Rafa, es buenísimo y recomendable para cualquier tenista. En mucho de los ejemplos me siento identificado: la entrega, la lucha, la disciplina.

– Además de Italia, ¿tenés otros lugares en el mundo o ciudades donde te guste ir a jugar?
Umag (Croacia), donde se disputa el ATP. Tenés mar, calor. Es un muy lindo lugar.

Acapulco: lindo lugar y lindo torneo.

– Imagino que la experiencia de la Davis fue algo que siempre esperaste, ¿qué sensaciones tuviste?
269370_330521093734435_253968480_nLo que logramos con el equipo el fin de semana frente a Alemania fue lo más importante en toda mi carrera.
El año anterior cumplí mi sueño de debutar en la Copa Davis frente a República Checa, pero en esta ocasión cumplí otro: haber podido ganar la serie y mis partidos jugados. Lo único que quería era que pasaramos a cuartos de final. Si ganaba mis singles aún mejor, pero el objetivo del equipo era pasar a cuartos.
El domingo que cumplí 30 años fue grandioso. Que el público me cante mi cumpleaños varias veces en el partido fue espectacular!
En la Davis, me encanta el ida y vuelta con la gente. Es muy diferente a jugar un torneo del circuito, no sentís ese apoyo constante fuera de Argentina. No se puede creer lo que se vive cuando jugás con todo el público a favor. Además los argentinos son muy eufóricos, son especiales.
Después de haber jugado contra República Checa dije que no tenía más sueños por cumplir, y mis pensamientos no cambiaron, así que después de la serie con Alemania no tengo más sueños deportivos por cumplir.
Soy un agradecido a este deporte por todo lo que viví y sigo viviendo. Es un deporte muy duro, con una exigencia constante, pero cuando lográs tus objetivos te sentís muy lleno porque valió la pena el esfuerzo de muchos años.

– ¿Te quedan objetivos por cumplir? ¿Ya te planteaste alguno?
Sigo teniendo objetivos. Voy a seguir trabajando con la misma energía de siempre y quizás viene algún sueño más. Lo que más deseo es poder tener salud para seguir lo que me gusta y disfrutar de la adrenalina de la competencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s